Superorganism: la reivindicación del indie en 2018
10 marzo, 2018 | por Martina Leduc

Bailar. Soñar. Sonreír. Tripear. Todas las mejores sensaciones del mundo, invisibles y poderosas, son las que provoca escuchar a Superorganism. El supergrupo de super indie pop está formado por ocho músicos de distintas procedencias, entre ellas Nueva Zelanda, Australia, Corea del Sur y Japón, de donde es su joven vocalista, Orono Noguchi, de apenas 17 años.

 

De hecho, la formación de la banda que actualmente tiene su base en Londres, fue un tanto curiosa y al azar, como las mejores cosas de la vida. Cuatro de los integrantes actuales de Superorganism formaban parte de otra banda, The Eversons, la cual fue descubierta por Orono a través de YouTube. Inmediatamente se hizo fan. Tiempo después The Eversons hizo una presentación en Japón y Orono asistió a verlos. Fue allí donde se conocieron y se hizo amigo de la banda. Eso fue en 2015. Dos años más tarde y cientos de llamadas vía Skype, nació Superorganism, la banda que ha venido a reivindicar el indie en los tiempos del trap.

 

Superorganism-one heap wonder

 

Su sonido te hace bailar, pero sobre todo soñar. Su pop de naturaleza divertida y burbujeante se te pega a los pies, a los brazos y a todo tu cuerpo. Es el sonido que querrás bailar durante todo el verano. No por nada los incluimos en nuestra lista de los canciones favoritas del 2017 y en nuestro manifiesto indie 2017, con su primer y encantador primer single, “Something for your M.I.N.D”. Y después de convertirse en toda una sensación de Internet y en la banda a seguir durante el año pasado, este mes de marzo lanzaron su disco debut homónimo a través de Domino Records, que es ya uno de nuestros favoritos del año.

 

Lo interesante de Superorganism, además de sus coloridos y tripeantes videoclips, es ese super poder que tienen sus melodías, siempre cargadas de electricidad pop. De suave electrónica, pop psicodélico y arte sónico sensorial. Porque no solo se trata de la banda del verano, sino de la banda que ha venido a darle un nuevo impulso al indie de toda la vida en la era de Internet.