Qeei: experimentos abstractos del pop
31 octubre, 2014 | por hugoletras

Extraña. Emocionante. Inclasificable. O como ella misma dice: “Una orquídea luminosa en el medio de un pantano oscuro y lleno de gusanos”. Ni más, ni menos. O poco más. El pop experimental de esta nueva artista argentina de sangre polaca (por su abuela) es lo más deslumbrante que le ha pasado a la música independiente en las últimas semanas. Recién lanzó su EP debut titulado Neempha a través del label japonés que en realidad no es japonés, Aural Sects, después de haber probado en diferentes bandas y proyectos de música, danza y poesía lo-fi en su natal Buenos Aires.

Su nueva piel musical en solitario se llama Qeei, con la que tiene algo que revelarle al mundo: una manera única y desafiante de componer canciones pop envueltas en weirdismo abstracto, con influencia en el hip-hop, el house roto y el witch noise. Algo parecido a una pesadilla asiática, pero de disfrute inexplicable. Su alma entrando por tus oídos. Su weird pop experimentando con tu percepción. Así es Qeei. Y tuvimos una clarificante charla digital con ella. Abre tus pupilas.

Qeei-Neempha-EP-one heap wonder

Pareces una artista nacida en internet. ¿Cómo fue que comenzaste a hacer música?

No me siento muy hija del internet, pero sí interactúo mucho en y con ese mundo; es una herramienta más, bastante importante y jugosa pero no imprescindible. La verdad es que después de mucho rato en la compu me empieza a molestar estar tan sentada y encerrada, necesito salir, andar en bici y respirar naturaleza y no tanto plástico.

Y la música… desde siempre, mi primer banda fue Ricarda Cometa, allá por el 2009, trío de improvisación libre; en ese momento tocaba la trompeta, después me pasé a la batería y  de ahí en más todo fue cambiando porque me fui encariñando con la composición, la danza y la música electrónica. En 2012 comencé a hacer experimentos grabando voces en el baño de casa, cortando y pegando clips en el Audition, con un grabador portátil y una netbook… A fines de ese año entré a tocar la batería, cantar y componer en Astrosuka.

En 2013 salieron tres discos geniales, dos de ellos por Aural Sects. Desafortunadamente no duró demasiado mi tránsito en el proyecto aunque fue muy intenso y aprendí muchísimo. Este año sinteticé mis experiencias fundando Qeei… Tuve la necesidad de hacerlo. Fui cambiando el equipo, mejorando las mezclas, buscando colaboradores y ahora estoy en plena acción.

¿Por qué elegiste la experimentación como punto de partida?

Creo que la vía experimental es mi naturaleza. Incluso astrológicamente hablando. Y cada vez que me niego a ir por ese camino, es más fuerte que yo. Me re-atrapa.

¿Tiene algún significado en particular el nombre de Qeei?

En mi primer vivo me llamé Chiena, que es el nombre de mi bisabuela antes de su migración a la Argentina desde Polonia, cuando vino acá le cambiaron el nombre a Julia, y Chiena desapareció junto a muchos de mis orígenes en la Segunda Guerra… Era demasiado fuerte para mí y decidí cambiar a un nombre que no tuviera un significado personal y que me gustara su forma a nivel gráfico; entonces elegí Qeei. Estos nombres medio deformes se vuelven complicados a nivel pronunciación, yo lo traduzco como “kei”, aunque otros me dicen “cuei” y algún otro colgado le dirá como quiera. ¡Hoy todo vale!

¿Qué hay de tu EP debut?

Neempha es una orquídea luminosa en el medio de un pantano oscuro y lleno de gusanos.

¿Cómo se dio que una artista argentina fuera fichada por un sello japonés como Aural Sects?

Con Astrosuka ya habíamos sacado dos discos, y yo ya había hecho una colaboración re-hitera con uno de los pibes de AS, entonces ya estábamos en contacto… (de paso aclaro que no es un sello japonés, sus administradores son de EEUU e Inglaterra, lo pusieron sólo para joder >_<)

¿Qué es lo que te mueve a hacer canciones?

Es una necesidad… un acto espontáneo. El hecho de ponerme a producirlas y estar conforme con las mezclas y el sonido es la parte dura del trabajo, soy muy exigente y a veces me pongo muy loca.

¿Cómo es un día común en tu vida?

Todos son distintos. No sé… tomo agua con limón a la mañana o jugo de naranja con maca (planta herbácea anual o bienal nativa de los Andes del Perú), a veces atiendo en un bar vegetariano, a veces voy a clase de batería, o doy clase de batería, voy a alguna clase de sonido o danza, escucho música, me pongo a hacer algún tema, ensayo, mezclo, leo, ando en bici de un lado al otro…

¿Y cómo es una presentación tuya en vivo?

Hasta ahora vengo tocando con un SPD SX y la VE-20, voy disparando sonidos, loopeando. Voy uniendo todos los temas en un set de unos 30-35 minutos, súper concentrado; bailo, lo disfruto y me compenetro.

¿Cuáles son tus próximos planes con el lanzamiento de este EP?

Estoy planeando un concierto de presentación con algunas versiones acústicas de los temas, canciones nuevas e invitados muy especiales. Va a participar Karina Basile (EspacioXul), ambientando el espacio con sus objetos lumínicos que son increíbles. La versión física de Neempha sale pronto, estoy diseñando una serie limitada de disco-esculturas. También tengo muchas ganas de viajar con este proyecto, y supongo que en breve estará sucediendo.

¿Conoces bandas o proyectos de México?

La verdad es que no conozco mucho de la escena mexicana actual, estuve escuchando más bandas de otros lados, especialmente de Aural Sects (como Party Trash, Crown Hutch, Moonmirror) y también de Argentina (recomiendo algunos proyectos: Epiref, Bungalovv, COSO, Bondisurfer, Ornamentti d’ oro, Aylu, Alex Elgier, Méjico, Aguaviva, Sobrenadar)… ¡Por favor intercambiemos información ya mismo!

¿Algo más que quieras decir para finalizar esta entrevista?  

O : )   l u v und p i s