Gaspar Peralta: conversaciones con lo divino y lo infinito
8 octubre, 2018 | por hugoletras

La creación sonora de Gaspar Peralta, compositor, pianista y artista de las vibraciones, es una constante comunión con lo divino. La tormenta y la calma de lo infinito. En su reciente álbum debut, Entre el Clamor a Coro de las Estrellas del Alba (Static Discos, 2018), elabora un sorprendente plano-secuencia de sonidos o piezas completas interconectadas entre sí que van de la contemplación a la tormenta, de lo divino a lo etéreo. Piezas de belleza clásica que no dejan de lado lo experimental.

 

Lo espiritual está también muy presente en su obra. Aunque es sólo el punto de partida hacia un universo mucho más complejo y vibrante de figuras al oído. El largo y poético título de este trabajo hace referencia a un fragmento bíblico de Job 38, profeta del antiguo testamento. “Las imágenes que suceden en Job influenciaron en los timbres, en las texturas, en el carácter y evidentemente en el título del álbum”, apunta el autor originario de la ciudad fronteriza de Tijuana.

 

La influencia de Peralta en la creación musical es basta, le viene primeramente de familia, ya que su abuela fue quien lo introdujo al mundo de la música formal y le enseñó a tocar al piano desde niño. Cita también a los directores de cine de arte Andréi Tarkovski y Krzysztof Kieślowski como dos de sus más grandes influencias, lo mismo que la música polifónica y los compositores clásicos.

 

Sobre este disco y su universo sacro copado de experimentación contemporánea e improvisación sonora, hablamos con Peralta vía virtual. Una charla entre el clamor a coro de las estrellas del alba y la velocidad de los tiempos modernos.

 Gaspar-Peralta-One Heap Wonder-entrevista

 

Sabemos que has presentado tu obra a nivel nacional e internacional, en festivales de vanguardia como MUTEK, por ejemplo. ¿Cómo describes tu propio ejercicio musical en vivo?

En vivo trabajo regularmente con múltiples capas texturales, duraciones extendidas, diseño tímbrico, piano preparado y loops generados en vivo. Existe mucha improvisación, cada concierto es distinto, las circunstancias y el espacio donde se realice son fundamentales ya que permean considerablemente a la música que se presenta, existe una fuerte retroalimentación entre el escucha y los acontecimientos que se nos presentan.

 

Eres pianista, compositor y artista sonoro. Cuéntanos más sobre tu formación musical, ¿cómo iniciaste en ello y desde cuándo?

Mi abuela es pianista, ella me enseñó a leer (música) desde que era un niño, sin embargo, mucho tiempo después despertó en mi el interés por la creación. Estudié la carrera como pianista intérprete en la Universidad Autónoma de Baja California, allí conocí a la Mtra. Ella Korobchenko a quien en gran medida le debo la forma en la que abordo la música, la lectura e interpretación sobre lo que ocasiones sólo se deja entrever, la escucha, las frases, la articulación del sonido y la técnica pianística.

Ha sido el tiempo el que poco a poco me ha llevado por otros caminos, por la composición y experimentación.

 

¿Cómo es ser un artista sonoro viviendo en Tijuana? ¿La ubicación geográfica le ha dado dirección a tu música?

Existe cierta responsabilidad en compartir lo que has escuchado, por lo menos así lo he sentido, ayudar o contribuir a que existan otro tipo de prácticas no tan usuales en la frontera noroeste del país.

Sobre vivir y trabajar desde Tijuana claro que me ha influenciado, no sólo como creador, sino como persona.

 

¿Cuáles son tus principales intereses e inspiraciones a la hora de componer una obra?

Propiciar que la música se manifieste, darle su tiempo, esperar el momento donde se devele. Posteriormente trabajar con bocetos, normalmente con ideas extra musicales, ayudan a estructurar la obra, en el caso del álbum esto lo terminó por esculpir, como si la música ya existiera desde antes.

Tienes ya algunos años en la creación musical. ¿Por qué es hasta ahora que decides lanzar tu disco debut a través de Static Discos?

Guardar silencio es fundamental, permitir que te sea dado. El tiempo, las circunstancias y la música decidieron el momento.

 

El título de tu disco parece ser también una composición etérea musical hecha con palabras. ¿Hace referencia a algo en particular?

Si, el título es un fragmento de Job 38, profeta del antiguo testamento, es una de las piedras angulares de esta obra. Las imágenes que suceden en Job influenciaron en los timbres, en las texturas, en el carácter y evidentemente en el título del álbum. Siempre me ha fascinado la idea de Dios, de la oración, la conversación con lo divino, en ese versículo sucede eso, una larga y contundente conversación entre el profeta y el Dios en el que ha depositado su Fe.

 

¿Cómo fue trabajar con un cuarteto de cuerdas e integrarlo a tu trabajo?

El trabajo con el cuarteto (Cuarteto Virá) se abordo de diversas formas, por lo que agradezco su disposición para la experimentación. El movimiento/track VI es una obra completamente escrita, una breve pieza para cuarteto de cuerdas y piano, funciona como reposo dentro de la narrativa del álbum, completamente acústica. En los demás movimientos trabajamos con música escrita, improvisación dirigida y posteriormente ya en el estudio, con procesamiento tímbrico, se puede escuchar claramente en el track/movimiento III, compuesto exclusivamente con las cuerdas.

 

Tu obra es totalmente cinematográfica. ¿Tienes algunos directores o películas favoritas?

Claro, Tarkovsky, Bela Tarr, Kieslowski, Angelopoulos, entre otros.

Este trabajo, sobre todo en la estructura está basado en la idea de un gran plano secuencia, similar al Arca Rusa de Alexandr Sokurov, película realizada en una sola toma, donde caminas por el Museo del Hermitage como un fantasma, un espectador, esto me cautivo y comencé a bocetar múltiples acontecimientos, comencé a escribir sobre ruinas, santuarios y ascetas, al final de la película existe un tipo de revelación frente al mar, en el álbum sucede algo similar, es necesario escucharlo de principio a fin, cada movimiento como consecuencia de lo anterior.

 

Por cierto, ¿has pensado en sonorizar alguna obra de cine?

Si, me encuentro en ese proceso, espero para el 2019 trabajar proyectos que involucren soundtracks, hay otras posibilidades para la música en ese contexto.

 

¿Qué opinas del arte sonoro y la música contemporánea hecha en México?

Hay grandes artistas y compositores Mexicanos que llevan años trabajando en esto, en ese sentido hay que aprender de ellos, escucharlos través de su obra.

 

¿Qué otros estilos de música te interesan?

Mi música predilecta es la polifónica, desde el compositor francoflamenco Josquin de Pres, a Palestrina y Bach. Espero en algún momento realizar un trabajo completamente polifónico en un sentido formal, es decir, incluir imitación, diversas formas de Canon, Fugattos, Fugas, etc.

 

¿Tienes planes de presentarte en vivo próximamente con este nuevo trabajo?

Si, espero pronto presentar en vivo esta obra.

 

Por último, ¿qué es lo que hace Gaspar cuando no está creando o componiendo música?

Me gusta estudiar, sobre todo la obra de Bach, Schubert, Beethoven y Brahms,  jugar ajedrez en línea y ver películas.