Futurología: experimentando con el infinito
11 febrero, 2014 | por hugoletras

El caos tiene su propia música. Una que, desde luego, no cabe en el melodioso mundo de las estructuras convencionales. La experimentación rige todas y cada una de sus frecuencias. Se aleja, va y viene. Explota. El big-bang en los oídos. A ese mundo pertenece Futurología, un ensamble de música experimental de la Ciudad de México que desde su nacimiento en el 2007, creó sus propias reglas: explorar el infinito de todo lo que suene. Y un poco más. La parte visual es tan importante en sus shows como cualquier otro elemento que introduzca al espectador en un mundo paralelo en el que la experiencia sensorial es lo primero. Echan mano de cualquier tipo de instrumento para crear sus piezas de arte abstracto; desde una guitarra hasta un violín e infinidad de sintetizadores influenciados por el IDM, el noise, el wall-drone e inclusive el post-rock.

Tuvimos una charla con sus integrantes (Paulina, Alicia, Diego, Israel, Irinea, Karen, David, Rodrigo, Pablo, Taniel, Roberto, Basilio…) en la que nos hablaron sobre sus procesos creativos y de cómo se expande el universo. El otro universo. Su universo. Así suena la Futurología.

¿Qué es Futurología?

Es la ciencia basada en el método científico que estudia el futuro para comprenderlo y poder influir en él. Básicamente se trata de imaginar escenarios futuros posibles, denominados futuribles, y en ocasiones de determinar su probabilidad, con el fin de planificar las acciones necesarias para evitar o acelerar su ocurrencia.

Desde tal perspectiva, la futurología es entendida como una sistemática mental que, en su tramo más importante, viene desde el futuro hacia el presente; primero anticipando la configuración de un futuro deseable, luego, reflexionando sobre el presente desde ese futuro imaginado, para concebir estrategias de acción tendientes a alcanzar el futuro objetivado como deseable.

¡Ah, sí! y también es el nombre de nuestro proyecto de experimentación audio-visual en el que básicamente hacemos algo parecido.

¿Cómo se integró el colectivo?

En un principio no era un colectivo. Simplemente se trataba de un par de amigos tocando música de otros artistas que nos gustaban (o tratando de hacerlo). Con el paso del tiempo este mini-proyecto comenzó a generar su propio material como resultado de la experimentación del sonido, sus fuentes, medios, formas de grabarlo, editarlo y reproducirlo; lo cual terminó en la generación de material parecido a la música concreta (que es básicamente música grabada, editada, procesada y remezclada, que no está pensada para tocarse tal cual en vivo, si no a través de un cassette, un disco, la radio o la PC hoy en día) o acusmática (algo a lo que también a veces se le llama paisaje sonoro, es algo así como “música” pensada para escucharla sin estímulos visuales, principalmente sin ver la fuente del sonido, logrando una mayor concentración y profundidad en la escucha, y dejando que la imaginación invente algo con ella).

Después, comenzamos a tener presentaciones, curiosamente en encuentros de lectura de poesía en voz alta y con esto poco a poco comenzamos a integrar videos, performance y otro tipo de cosas escénicas, lo cual se volvió importante, al grado de que comenzamos a preparar música especialmente pensada para coreografía, cine, teatro y demás, para lo cual necesitábamos trabajar con mucho más músicos, artistas visuales y demás personas según la pieza y sus necesidades técnicas. Quizás ese fue el momento en el que nos convertimos en una especie de colectivo. Hicimos varias piezas en colaboración con creadores escénicos y luego vino un momento de pausa que duró varios meses en los cuales no nos vimos ni hicimos nada.

Finalmente el proyecto se retomó hace como tres años con una invitación a un festival y se integraron varias personas nuevas, hicimos una especie de manifiesto por escrito e incorporamos muchas nuevas ideas, que llevaron el proyecto a ser lo que es hoy en día.

¿Qué tanto es música y qué tanto es audiovisual Futurología?

Depende un poco del objetivo del experimento (o pieza, o tema, según gusten). A veces las cosas requieren un nivel de atención específico en un elemento, y a veces sencillamente no pensamos tanto las cosas y dejamos que sucedan sin preocuparnos si es una cosa o la otra. Los conciertos tienen siempre importantes cargas tanto en lo sonoro como en lo visual; obviamente tocamos, pero además solemos llevar algún vestuario o máscaras y hay proyectores, luces, pantallas, humo y demás elementos que complementan la parte del sonido, aportando, por ejemplo, una narrativa.

Los discos, tienden a ser más acusmáticos, trabajamos mucho en su sonido, desde en cómo grabaremos hasta mucho trabajo de edición y masterización (que hasta, siempre hemos hecho nosotros de forma “casera”). Los videos, también son audio-visuales, pero muy diferentes a un concierto, obviamente son procesos creativos muy diferentes y tienen un proceso más parecido al de los discos.

¿Cómo sobrellevan las presentaciones en vivo?

No las sobrellevamos; las disfrutamos, y por lo general, mucho. Casi siempre hacemos una pieza especial para el lugar y fecha en la que vamos a tocar, o adaptamos algo del repertorio considerando el contexto del concierto. Esto lo hacemos procurando tener mucha comunicación entre todos, incluidas las personas que trabajarán en los visuales, vestuarios y demás, para que todo tenga cierto nivel de unidad.

Lo que sí podría ser un tanto complicado y hasta engorroso, es la complejidad técnica (en cuanto a cables, máquinas y disposición espacial), que en ciertas ocasiones ha provocado que las cosas no sucedan como lo esperábamos (que es en gran medida de lo que se trata la música experimental), desde luego esto implica un montón de costos y mucho trabajo de planificación.

¿Qué instrumentos usan en sus presentaciones?

Depende mucho del lugar, la fecha, el público, los integrantes presentes, el tiempo disponible, nuestro estado de ánimo y hasta de la cantidad de dinero en nuestras bolsas. Pero hemos usado casi de todo: Guitarras, bajos, violines, baterías (tanto electrónicas como acústicas y de cocina también), sintetizadores, flautas, trompetas, pianos, juguetes circuit-bent, software (libre), procesadores de efectos, objetos que recolectamos en la calle o en nuestras casas, textos, nuestras voces y lo que haga falta…

En las ultimas tocadas hemos tratado de ser un tanto «austeros» y nos limitamos a guitarra, bajo, batería, violín (todo muy procesado con efectos) y alguno que otro elemento como un CDJ, un sampler o algún sintetizador.

¿En qué lugares o ciudades se han presentado hasta ahora?

Por el momento solamente en el DF y sus alrededores (Morelos, Hidalgo, Edomex…). Esperamos que este año podamos salir a algunos otros lugares de México y en próximos años quizás al extranjero, nos interesaría conocer algunos otros países donde tienden a bajar mucho nuestra música, como EEUU, Japón, Isalandia y Alemania, además de Latinoamérica.

¿Qué nos pueden decir de su más reciente disco Lo que Escuchan los Satélites?

Que lo bajen y lo escuchen (sean creativos en cuanto a dónde y cómo lo escuchan). Está disponible para descarga libre en suRRism-Phonoethics o en nuestro sitio web.

¿Cuál es su principal inspiración para crear los temas?

Hay un poco de todo, desde la vida y la muerte, hasta la realidad y sus distintos niveles. La ciencia-ficción, la fantasía y las teorías de conspiraciones mundiales y universales. Los problemas políticos, sociales, ambientales y económicos. El pasado, presente y sobretodo el futuro. La misma música, los libros, la poesía, el cine… Depende mucho de lo que estemos viviendo y de los temas sobre los que estemos platicando en nuestro día a día.

¿Qué presentaciones en vivo tienen próximamente?

Este año hemos tenido pocas invitaciones. Hay fechas tentativas y sin confirmarse, hasta mayo en el Centro Cultural Tlatelolco de la UNAM y otra en la UAM de la cual no tenemos mucha información por el momento. Pero si quieren estar al tanto de nuestras presentaciones, las ponemos en nuestro sitio web, Facebook y Twitter, generalmente hay al menos una al mes.

¿Arte sonoro o música experimental?

¿Es realmente importante esta diferencia? (es más ¿cual es la diferencia?). Así como en los géneros de música, nos parece que ése es un problema para curadores y coleccionistas. Nosotros no nos detenemos mucho a pensar en qué género vamos a tocar o si lo que hacemos es, o no, música. Son discusiones que llevan décadas en el mundo y no hay una respuesta definitiva, he ahí lo bonito del arte, todos podemos opinar y decir, pero en realidad nadie tiene la razón.

¿Algo último que quieran decir?

Estamos abiertos a sus comentarios, sugerencias, insultos, opiniones y donativos. También aceptamos de buena gana invitaciones a tocar, siempre y cuando no nos cobren o nos pongan a vender boletos, si nos pagan no nos quejamos. Y pues, pueden darse una vuelta en el sitio, donde pueden escuchar y ver algo de material que hemos escogido, básicamente todo está bajo licencia Creative Commons, por lo que lo pueden bajar gratis y hasta jugar con ellos, hacer remixes o utilizarlo para lo que gusten, siempre y cuando no sea «con fines de lucro».