All My Friends 2015, en fotos
24 junio, 2015 | por hugoletras

La verdad es que apenas nos estamos sacarnos la arena de los tenis. Claro que nos gusta caminar descalzos sobre la playa, como a todo el mundo, pero esta vez no lo hicimos. O sí, pero muy pocas veces. Así que nuestros tenis están llenos de arena y apenas nos estamos recuperando físicamente de la maratónica y aventurada experiencia que tuvimos en la sexta edición del All My Friends 2015 en Rosarito, Baja California.

Aún con la piel roja y la maleta por desempacar (a veces tardamos hasta una semana en regresar a la normalidad, la horrorosa normalidad), nos decidimos por fin a subir las fotos de viaje que hicimos durante cuatro días a este ya favorito festival de música, arte y gastronomía llamado AMF, impulsado nuevamente por otro de nuestros meros-meros favoritos festivales de México, el Nrmal.

Comimos, bebimos, paseamos, bailamos y volvimos a beber y a bailar hasta morir en esta grandiosa edición, la segunda que nos toca acudir. Está claro que pudo haber ido más público del que fue (unas 2 mil personas, o eso contamos con los dedos de las manos, con todo y staff, músicos y colados), pero al final estuvimos allí los que teníamos que estar, como siempre. El universo no se equivoca. Así que tomamos la cámara y fotografiamos todo lo que vimos, todo lo que nos gustó. Y como fue casi todo, hicimos aquí un resumen visual de ello.

Nrmal + All My Friends = <3

Nrmal + All My Friends = <3

Llegamos desde el jueves 18 de junio (el evento estaba programado del viernes 19 al domingo 21 de junio). Dimos un paseo por la playa y al día siguiente acudimos a la #SunioTeklifeParty pre-AMF en el Hotel Castillos del Mar, la sede del festival por segunda ocasión. Esa noche tocaron DJ Nombre Apellido y Benfika (una de las revelaciones nacionales de este año), así como el colectivo de fottwork y hip-hop digital de Chicago Teklife, que nos hizo tirar fiesta hasta la madrugada. A full. Antes de todo ello, Ejival (uno de los fundadores de Static Discos), mezcló sus viniles con buena curaduría dance.

Escenario principal en sus primeras horas del sábado.

Escenario principal, en sus primeras horas del sábado.

Luego vino el sábado, el gran día. Arribamos desde temprano (tipo a las 12 horas, porque somos unos fuckin nerds de los festivales) y pudimos ver a grandes bandas nacionales e internacionales, consagradas y emergentes, que nos reafirmaron una vez más que en México existe una buena movida de música independiente que no le pide nada a ninguna otra. Al principio vimos el set de otro de los músicos de la electrónica nacional originario de Tijuana (como Benfika) que promete bastante: Grenda, proyecto del joven Eduardo Amezcua, a quien entrevistamos el otro día.

Escenario Jardín.

Segundo escenario: Jardín. Almost hippie sin ser hippie. Ustedes entienden.

Girl at the beach.

Girl at the beach.

All My Friends-2015-One Heap Wonder

El atardecer fue la otra música.

Los cangrejos en Rosarito son más escurridizos que tú.

Los cangrejos en Rosarito son más escurridizos que tú.

Calor, rock y cabellos de colores.

Calor, rock garage y cabellos de colores.

¿Alguien conoce a esta chica?

¿Alguien conoce a esta chica?

Sight.

The sight.

En el escenario de playa (mágicamente colocado frente a la brisa marina y con una épica vista al atardecer venusino de Rosarito), también corroboramos la grandeza psicodélica de bandas como los franceses La Femme y los neoyorquinos White Hills, con actos en vivo que se nos quedaron bien grabados en la mente. Y en la cámara. Al mismo tiempo probamos las delicias de #CocinaCentral y de la palapa de las chicas buena onda Sad Girls y Qué, entre otras actividades paralelas. Fue placentero y agotador, como el buen sexo, porque también hubo fuego artificiales en algún momento de la noche. Sobre el escenario. Y no es metáfora.

Grenda. el nuevo  beat angelical de Tijuana.

Grenda. el nuevo beat etéreo de Tijuana.

Nite Jewel en el escenario Jardín. Aún hay magia.

Nite Jewel en el escenario Jardín. Aún hay magia.

Protistas. Pop intimista bajo el sol.

Protistas. Pop intimista desde Santiago de Chile, bajo el sol.

White Hills. Stoners y oscuros.

White Hills. Stoners y vampíricos.

System Error y el tecno vibrational del DF.

System Error. Techno experimentalmente vibrante del DF, visto por pocos.

Y la noche cayó en el escenario de playa.

Y la noche cayó. El escenario de playa en su máximo esplendor.

Finalmente, el domingo regresamos a crudear al Sunio Club (ubicado a un costado de la playa) con los sets levanta-party de Vegan Cannibal y Tony Gallardo II aka María y José, así como con el witch-pop sintetizado de Dani Shivers. Bailamos como zombies, literalmente. Luego de varias cervezas más volvió a caer el atardecer y tuvimos que regresar a Guadalajara al día siguiente, con esa sensación emo de felicidad-tristeza por tanta maravilla y fiesta que ya se había terminado. La clásica depresión post-festival.

Desde aquí queremos dar aplausos al AMF y a todo el crew del Nrmal (que hicieron esto posible), por esta edición impecable, explosiva y reflexiva que no se nos va a olvidar en meses. O en años. Ya queremos que sea el 2016.

Crudeo y baile zombie.

Crudeo y baile zombie.

Dark-punk is not dead.

Punk-dark is not dead.

Dani Shivers hace música para ver caer un atardecer de brujas synth-pop.

Dani Shivers hace música para ver caer el atardecer entre brujas synth-pop.

La vista junto a la palapa.

No recordamos en qué momento tomamos esta foto. Ah, sí…

Tony Gallardo aka María y José dio el mejor cierre posible al AMF: explosivo.

Tony Gallardo aka María y José dio el mejor cierre posible al AMF: explosivo.

Fav.

Fav.

Stickers de Vegan Cannibal. Nos trajimos varias para Halloween.

Stickers de Vegan Cannibal. Nos trajimos varias para Halloween.

The end. Ya queremos AMF 2016.

The end. Ya queremos AMF 2016.