Festival Nrmal 2015: crónica de viaje (parte 1)
5 marzo, 2015 | por hugoletras

Llegamos el jueves. Viajamos desde Guadalajara para asistir a nuestro festival favorito. El sol del DF aún no se ponía tan dramático aunque ya eran casi la 1 de la tarde. Tomamos un taxi en el aeropuerto de la Ciudad de México que nos llevó hasta la calle Zacatecas 43, en la colonia Roma. Allí, en una antigua casa de principios del siglo XX, donde se ubica la tienda Discoteca y sus oficinas, nos encontramos con Claudia SS y todo el equipo de prensa del Festival Nrmal 2015. Esas chicas son la onda trabajando. Son un amor. Inmediatamente sacamos nuestra cámara y comenzamos a fotografiar todo. Absolutamente todo. Nos quedamos buena parte de la tarde, así que pudimos ver cómo algunas de las bandas invitadas a esta edición del Nrmal daban entrevistas a la prensa local. Fue divertido.

La banda METZ en entrevista. Espacio Discoteca.

La banda METZ en entrevista. Espacio Discoteca.

Nos tocó seguir a algunas bandas y artistas desde su hotel -cerca de ahí- para hacer las entrevistas. Así fue que pudimos ver unos cuantos shows improvisados y en acústico de Holy Wave y Mariel Mariel que se montaron ahí mismo, a media tarde, mientras el sol caía allá afuera y los pocos presentes levantaban las cejas y los oídos. Dimos muchos aplausos.

Más tarde ese mismo día, poco después de las 8 de la noche, nos pasamos al Austin Psych Fest Showcase del Festival Nrmal que se realizó a unos pasos de ahí, en el foro Indie Rocks. Poco antes, aún con la luz del día pegándonos en la cara, pudimos ver la prueba de sonido de CAVE, banda que se presentó en este evento al lado de los psicodélicos Holy Wavve (Texas), el loco Negro Leo (Brasil) y los locales Acidandali (que abrieron el showcase de manera épica, aunque no lo terminaron igual) y Oxomaxoma, para cerrar bestialmente y en grande con un DJ set del mismísimo Ian Svenonius (Chaing and the Gang).

Esto último nos lo contaron porque tuvimos el error de irnos temprano. La cama nos estaba llamando a gritos después de un largo días de dar clics y de andar de arriba para abajo. Además, dormir es otra de nuestras canciones favoritas, con todo y el noise de los sueños raros. Dormir es punk. A veces.

Acidandali nos voló la cabeza al principio de su actuación en el Austin Psych Fest Showcase del Nrmal 2015.

Acidandali nos voló la cabeza al principio de su actuación en el Austin Psych Fest Showcase del Nrmal 2015.

Ya con la frescura de un nuevo día y la emoción de la proximidad del Nrmal 2015, nos levantamos el viernes temprano. Lo primero que hicimos fue ir al Deportivo Lomas Altas, ubicado en Avenida Constituyentes 851, en la delegación Álvaro Obregón. Allí tomamos más fotos del montaje de los dos escenarios, el Azul y Rojo, y de la carpa de Red Bull Music Academy, colocadas a unos cuantos metros de distancia entre sí. Nos emocionamos un poco más. Nos pellizcamos la piel. Lo que menos queríamos era saber que en algún momento nos caeríamos de la cama. Una vez confirmada la realidad, partimos de allí y fuimos directo a desayunar. Porque, ¿notaron que no mencionamos nada del desayuno hasta ahora?

Festival Nrmal 2015. O lo que es lo mismo, el mejor festival indie de todo el maldito país.

Festival Nrmal 2015. O lo que es lo mismo, el mejor festival indie de todo el país. De TODO.

Ese mismo viernes acudimos, ya por la tarde-noche, al cierre de NODO en el Centro de Cultura Digital (CCD, ubicado justo debajo de la famosa Estela de Luz en Paseo de Reforma). En ese céntrico lugar se celebró durante una semana entera -del 23 al 25 de febrero- una serie de charlas, prácticas, encuentros e ideas entre la comunidad del circuito musical contemporáneo independiente, tanto nacional como internacional. Todos se saludaron e intercambiaron opiniones sobre cómo deben funcionar mejor las cosas en la escena del indie global, entre otras muchas cosas. Estuvo interesante aunque sobró el snobismo. Nos pareció un evento realmente destacado y necesario. Esperamos que se repita en el 2016. O antes.

Última conferencia de NODO en el CCD, como parte del Festival Nrmal 2015.

Última conferencia de NODO en el CCD como parte de las actividades aledañas del Festival Nrmal 2015.

Sábado. Día 1 del festival 

Felicidad absoluta.

Felicidad absoluta. A lo lejos.

Por fin llegó el día. Sonreímos. Nos volvimos a pellizcar la piel. Estuvimos tantos meses esperando este momento, que cuando lo tuvimos en frente no lo podíamos creer. ¿Ya es el Nrmal? Uff. El tiempo vuela, y nosotros también. Llegamos lo más temprano que pudimos, pero el tráfico y las malas decisiones en el almuerzo hicieron que nos perdiéramos el comienzo: Congelador y Jerry Paper en el escenario Rojo y la carpa Red Bull, respectivamente. Nos dimos de topes, pero corrimos a ver a la banda punk-rock de Monterrey Malos Modales y al fantástico Missing Human. Ambos sonaron con energía cósmica y entrega total. Aplaudimos con la mirada.

Missing Human y su guitarrista hacen el mejor dúo de post-rock electrónico del universo. Eso.

Missing Human y su guitarrista hacen el mejor dúo de post-rock electrónico del universo. Eso.

Boogarins. Brasil neo-psicodélicamente pop y desenfadado.

Boogarins. Brasil neo-psicodélicamente pop y desenfadado.

Fue un gran comienzo. Compramos cerveza, paseamos por el lugar y nos dispusimos a vivir la sexta edición del mejor festival del mundo. Al menos, para nosotros. Boogarins siguió en el escenario Rojo y después METZ en el escenario Azul. Neo-fantasía brasileña repleta de psicodelia pop por un lado, y power-punk canadiense al estilo noventas, por el otro.

METZ y los súper poderes de la década de los 90.

METZ y los súper poderes de la década de los 90.

OHW was here.

OHW was here.

Mientras tocaba Simpson Ahuevo aprovechamos para ir al baño y conocer el área de comida. Nos dio bastante hambre. Hambre gourmet, pero decidimos ir primero a la carpa electrónica para ver al maestro del verbo veloz, Bocafloja, y escuchar la electrónica minimalista del neoyorquino Huerco S. Después vino Majical Cloudz y todo fue magia temblorosa. Electrónica pop de cristal, para electrificar cabellos. En ese lapso de tiempo pudimos ver también a Kirin J Callinan, quien nos pareció un tanto flojo y sin tanta fuerza como en el disco. Quizás hacía demasiadas bromas tontas en el escenario. Quizás había bebido demasiada cerveza. Nos referimos a él, claro. Sentimos que nos quedó a deber algo.

Kirin J Callinan. Música popular melodramática llena de baile chistoso, desde Australia.

Kirin J Callinan. Música popular melodramática llena de baile chistoso y cerveza. Desde Australia sin mucho amor.

 

Nrmal es Pet friendly. Miren bien.

Nrmal es pet friendly. Miren bien.

Sí, hubo una gran Comilona en el Nrmal 2015. Otro plato fuerte de esta edición.

Sí, hubo una gran Comilona en el Nrmal 2015. Otro plato fuerte de esta edición.

La actuación de la banda española El Último Vecino nos recobró la emoción. Pop new-wave bien ejecutado, coreable. También el dueto de amor electro-burbujeante Peaking Lights, que tocaron después, ya con los últimos rayos del sol detrás del escenario. Para ese entonces la gente comenzaba a llegar por montones. Mucha más de la que había al principio. Y al principio ya había bastante. Entramos en ambiente. Más cerveza, más besos underground, más emoción entre banda y banda. Más clics. Más todo.

En efecto.

En efecto.

The girl. The click.

The girl.

Oídos felices.

Oídos felices.

La noche cayó de golpe. Y ahí estábamos todos para bailarla salvajemente con el rock and roll-punky de Chain & The Gang. Sí, la banda del mítico Ian Svenonium. Rockeó duro. Bailó duro. Al más puro estilo de un rockstar bajo luces de neón. Aulló bajo la luna, con distorsión y encanto. Mientras tanto, en la carpa electrónica resplandecía Dorian & the Dawn Riders y más tarde el mexicano Rebolledo, quien entregó un set más bien común y corriente, sin tanto brillo como de costumbre. O eso fue lo que nos pareció. Sonó muy normal y nosotros queríamos algo más hard-core punk, pero en versión electrónica. Eso sí nos lo dio, a su manera, el músico de Buenos Aires Chancha Vía Circuito, lo mismo que el proyecto del DF Las Brisas y los siempre contemporáneos Mouse on Mars.

Justo la hora fuera del tiempo. Nrmal time.

Justo la hora fuera del tiempo. Nrmal mood.

Chain & The Gang. Forever rock and roll.

Chain & The Gang. Forever rock and roll.

Entretanto, Fatima & The Eglo Band nos aburría un poco desde el escenario Azul. La verdad, la preferimos simplemente como Fatima, en su faceta más electrónica y menos clásica. Después de ella tocaba el turno a Machinedrum, pero canceló de última hora y al final nos quedó rockear con The Black Angels y electro-popear con Phantogram, para cerrar así un gran día de festival. El primero de dos. El after party lo hicimos en los sueños. Mañana la segunda parte de esta crónica. Viva el Nrmal.

Sábado. Día 1. Noche 1. Festival Nrmal 2015.

Sábado. Día 1. Noche 1. Festival Nrmal 2015.