Emily Yacina: pequeño folk acuático
21 marzo, 2016 | por Martina Leduc

Fotos: Daniel Dorsa

Para escuchar a Emily Yacina hay que cerrar los ojos. O algo parecido a desaparecer. De aquí, de ahora y de todo. El folk acuático de esta artista indie originaria de Brooklyn es lo más parecido a un dibujo en el aire que desaparece con el viento. Pero vuelve a formarse cuando cierras los ojos. Es cálido y de baja fidelidad. Son seis cuerdas resonando en el microuniverso de su habitación.

EmilyYacina-foto-Daniel-Dorsa-One Heap Wonder

Emily Yacina, que ha estado lanzando grabaciones etéreas e intimistas desde el 2011, tiene un nuevo EP, Soft Stuff, cuyo título hace completo honor a las seis canciones que lo integran. Pop de cuna que parece cantado por un hada contemporánea. Este mes estrenó un par de videos. El primero, «Hot Air», fue grabado en vivo en Sofar Sounds de Nueva York, y el segundo, «Loser», fue editado por su amigo David Dean Burknant con footage casero. Porque así es su música. Y porque el mundo necesita más canciones como las de Emily Yacina. A cerrar los ojos.