Doña Pancha Fest 2017: el culto a lo underground
17 octubre, 2017 | por hugoletras

 

Desde la primera vez que asistimos a un Doña Pancha Fest en Guadalajara, hace ya tres años, pudimos constatar que se trata de un evento único en su tipo. Ya el nombre del festival nos dice mucho, un acto irreverente y contracorriente que lo ha definido como una auténtica celebración underground en donde se combina una clara apuesta por los artistas de culto y los emergentes. Aquí la música y el arte van muy por encima de los números, al parecer. La irreverencia del DPF, evidente también en sus flyers y la forma de promocionarlo en Internet, rompe con los formalismos de cualquier festival de música conocidos en el país. Inclusive, podría decirse que se trata de una declaración de principios contra los monopolios y vicios que sufren este tipo de eventos al llamarse así mismos “alternativos” o “independientes” cuando es todo lo contrario. Y nada más alternativo e independiente que el DPF.

 

Sus muy comprometidos organizadores, Cristian Franco, Julián González y Guillermo Estrada, han dejado el alma en cada edición y mucho ha ayudado su continuidad -se lleva a cabo también en Tecate, Baja California, donde nació en el 2008- que lo ha convertirlo en un evento absolutamente lo-fi al que hay que asistir año con año.

 

La edición 2018, a celebrarse el próximo sábado 22 de octubre en LARVA (Laboratorio de Arte Variedades), uno de nuestros lugares favoritos de la Guadalajara, presenta ocho distintos proyectos que definitivamente hay que ver en vivo; entre ellos y a la cabeza del cartel, Michael Rother, músico alemán de rock experimental conocido por formar parte de Kraftwerk y Neu!, dos importantes bandas de la movida krautrock que predominó durante los años 70s; así como bandas y proyectos nacionales como Cardencheros de Sapioriz, Ford Proco, Hospital de México (Soledad, Las Brisas), Los Mundos, y los locales Aloe Vera (a quien entrevistamos una vez), Ion (proyecto de Andrés Orozco, de Sutra) y .RR, perteneciente a AMP Recs.

 

Doña Pancha Fest 2017-One Heap Wonder

 

Llama la atención, una vez más, la amplia y polifacética curaduría musical, como por ejemplo Cardencheros de Sapioriz, “el último grupo que recrea una forma de música tradicional del norte de México que data del siglo XIX”, a capella. O Ford Proco, el dueto de Tijuana con larga trayectoria dentro de la música industrial mexicana. También, nombres más jóvenes como la folky Aloe Vera, de Guadalajara, y la banda de rock lisérgico Los Mundos, originaria de Monterrey. De igual forma, su apartado de sonidos experimentales con la manufactura local de Ion y .RR.

 

En resumen, “expresiones culturales que rodean las estéticas outsiders”, como afirman los propios organizadores. Así que, por favor, por nada del mundo se pierdan esta edición del DPF 2017. Un valioso y particular capítulo dentro de la historia de la música independiente en la ciudad.