Bocafloja: rimas en constante evolución
16 enero, 2015 | por hugoletras

Aldo Villegas es quizás el rapero mexicano más prolífico y reconocido fuera del país. Con su alias Bocafloja ha llevado las rimas de conciencia sociocultural a otro nivel. Poesía urbana, crítica comprometida y reflexiones existenciales con flow inigualable. Eso es su música. En este 2015 cumple 20 años de estar rimando y creando canciones que se han mantenido en constante movimiento, veloces y hambrientas de contemporaneidad. Y no sólo eso. Este visionario rapero nacido en la Ciudad de México que tiene algunos años radicando en Nueva York, desde donde impulsa su otro proyecto cultural de nombre Quilomboarte, es también un auténtico precursor de la poesía, del spoken word y del multiculturalismo.

Es, en pocas palabras, un artista en todo el sentido de la palabra. Además de contar con casi una decena de discos lanzados desde el 2002 a la fecha -siempre en busca de la evolución creativa-, ha publicado un par de libros de poesía en los que da salida a sus intereses por la emancipación y la apropiación cultural. Bocafloja es el jefe y su rap podrá escucharse en vivo, acompañado de una banda de soporte, en la sexta edición del Festival Nrmal 2015 que se llevará a cabo en la Ciudad de México el próximo 28 de febrero y 1 de marzo. Y ya queremos que sea.

Aprovechamos el momento para charlar con el músico y hablar de todos los proyectos en los que está trabajando actualmente, entre ellos un documental y su nuevo álbum que verá la luz en los próximos meses. Esto es Bocafloja y sus rimas a la velocidad de las ideas. Rap de barrio cosmopolita. Hip-hop y filosofía. Eso.

¿Cómo resumes estos 20 años de estar rapeando y de llevar tus rimas más allá del barrio?

Ha sido un viaje bien interesante, de mucho aprendizaje, lleno de procesos de redefinición que nos han dado la posibilidad de compartir con audiencia en muchos países a través de diferentes formatos de producción cultural, no solamente rapeando sino ejecutando otras formas de manifestación artística, sobretodo con la intención de ser relevante a nivel colectivo en otros ámbitos mas allá de la auto-satisfacción.

Tu proyecto Quilomboarte también tiene ya diez años de vida. ¿Ha cumplido tus expectativas?

Sí, el proyecto de Quilomboarte ha fungido como una plataforma de producción cultural que nos ha dado la oportunidad de crear un conglomerado artístico bien interesante. Es una especie de familia extendida de creadores la cual sigue desarrollándose con ritmos y vértices bien distintos entre sí, lo cual enriquece los proyectos, ya que no es una experiencia restrictiva, cada artista y miembro tiene su propia agenda y proyectos individuales, los cuales cruzan caminos en Quilomboarte.

¿Cómo surgió tu relación con los músicos de la República Dominicana que forman parte de Quilomboarte?

Nos conocíamos de nombre de algún modo porque la comunidad latinoamericana de rap con este tipo de perfil aveces coincide en festivales y de alguna manera sabemos del otro, pero fue cuando me mudé a Nueva York cuando conecté directamente con Hache ST, quien casualmente también se había mudado recientemente a la ciudad, así fue que comenzamos una relación de trabajo y de amistad que generó en hacer trabajo en conjunto.

¿Qué tanto ha influido en tu música el hecho de que ahora radiques en Nueva York?

Influye mucho porque de algún modo me exige mucho más en términos de la producción del producto como tal. Siempre me ha quedado claro que yo no hago “rap mexicano”, porque son términos muy restrictivos a nivel estético y super problemáticos politicamente debido a la serie de connotaciones inherentes a otros asuntos como ciudadanizacion, colonialismo interno, etc.

Es así que al estar viviendo de mi arte en una ciudad como NY, mi standard de producción tiene que mantener un nivel que no demerite con respecto a lo que se produce en mi contexto, no sólo a nivel musical sino discursivo, visual, etc. Pero lo más importante es sin duda el hecho de que vivir aquí ha estado acompañado de un proceso de re-significacion de mi propio cuerpo, de mi propia existencia, por lo cual el arte que produzco es un reflejo de esta transgresión.

¿En qué momento decidiste comenzar a escribir poesía?

Empecé muy chico, pero sin conciencia alguna de lo que estaba haciendo, más como un ejercicio narrativo muy básico y orgánico. Comencé ya formalmente a escribir rap a los 16 años, y aunque en ese tiempo no comprendía muy bien el hecho de que el rap es como tal un ejercicio poético, podemos decir que fue en ese entonces mi primer acercamiento formal a la poesía.

¿Tienes pensado lanzar algún nuevo libro pronto?

Aun estoy girando y haciendo muchos proyectos con mi más reciente libro Prognosis; descarga poética decolonial, el cual salió hace un año, pero sin duda, en los próximos meses comenzare a trabajar en algunas otras ideas que tengo sobre proyectos literarios.

¿De qué manera se ha mantenido Bocafloja tan vigente en el hip-hop internacional al paso del tiempo?

Pienso que tiene que ver con el hecho de ser bastante crítico con mi propio trabajo y entender que, como músico independiente, tú puedes llevar toda la vida haciendo música pero para un sector inmenso de gente eres un artista nuevo porque nunca te han escuchado, entonces siempre tengo esa ecuación en mi mente y trato de ejecutar trabajo relevante hoy en día en todos los aspectos. Ademas, el cuerpo de trabajo de nuestro proyecto tiene relevancia más alla de la satisfacción efímera, por lo que la vigencia es mucho más amplia.

¿Hacia dónde te gustaría seguir evolucionando tu música, tus rimas?

De 5 años a la fecha mi música de algún modo rompió con las limitantes que definen los bordes del “rap latino/mexicano/ rap en español” por lo cual estamos constantemente abiertos a explorar otras formas narrativas, otras texturas sonoras. La complejidad en la forma poética ha crecido muchísimo y pensamos seguir desarrollando en esa linea.

¿En qué otros proyectos estás involucrado actualmente?

Estamos trabajando en un documental, en una obra de teatro, en un nuevo álbum y seguimos organizando series de conciertos, muestras de documentales, incluso un programa de estudios decoloniales. Nuestra producción, si bien es cierto que tiene al rap como un eje primario, hay muchas brechas que se expanden a partir de esa matriz.

¿Qué nos puedes adelantar sobre la presentación que darás en el Festival Nrmal 2015?

Será un set backeado por una banda en vivo, formato que hemos venido haciendo desde hace algunos meses y esperamos que le guste a la audiencia.

¿Algo más que haga falta mencionar para terminar?

Gracias por la oportunidad, visiten nuestros espacios en línea.