7 razones para asistir al Festival Nrmal 2016
1 marzo, 2016 | por Martina Leduc

Llega esa fecha en la que todo se vuelve bello. En la que nos emocionamos haciendo planes y preparativos de lo que queremos ver, vivir y experimentar en nuestro evento musical favorito de todo México: Festival Nrmal. Desde que anunciaron el fantástico line-up de su edición 2016 hace unos meses, hemos estado saltando por dentro de la emoción. Bandas emergentes y de culto, nacionales y latinoamericanas, experimentales y de pop, electrónicas y artys… todos ellos se reunirán en lo que para nosotros -y para muchos- es ya la mejor celebración de la música independiente a nivel nacional e inclusive Latinoamérica.

Festival-Nrmal-2016-line-up-

Por ello hicimos una lista -otra más; ¡amamos las listas!-, de las razones por las cuales NO TE PUEDES PERDER la séptima edición del Festival Nrmal 2016 este 12 y 13 de marzo en el Deportivo Lomas Altas de la Ciudad de México. ¿Ya tienes tu boleto? Si aún no, ahora es cuándo. Nos vemos en ese bello y tan esperado fin de semana de marzo <3.


1. NODO

NODO-Festival-Nrmal-2016

La red de trabajo y encuentros que hacía falta en el circuito musical nacional. NODO fue desarrollado por Nrmal desde el 2015 con el fin de crear conexiones entre agentes creativos y profesionales de la música. Esta edición de NODO se llevará a cabo del 9 al 11 de marzo en Centro Cultural de España en México. Conoce su muy nutrido programa aquí. Es, no lo dudes, el mejor pre al festival.

2. Showcases & conciertos paralelos

Showcases-Festival Nrmal-2016-One Heap Wonder

Desde semanas antes al gran evento, distintos puntos de país se suman al ambiente festivo del Festival Nrmal. Guadalajara, Toluca, Morelia y la propia Ciudad de México montaron este año showcases, talleres y eventos que sirven también para impulsar la escena independiente nacional. Nunca es suficiente.

3. #CocinaCentral

Cocina-Central-Festival Nrmal 2015-One Heap Wonder

La parte más deliciosa del festival. Literalmente. Es el escenario para la creatividad gastronómica que reúne pura sabrosura para librar el monchis de un ajetreado día de buenas bandas en vivo.  Entre comilonas, sesiones gastronómicas de autor, chefs y foodtrucks, tendrás el mejor concierto de sabores en tu boca. Tan rifado que ya nos dio hambre.

4. Su lado noisy y experimental

A diferencia de otros festivales de “su tipo”, el Nrmal gusta del ruido y lo extremo. De lo arriesgado. Siempre caben en sus line-up proyectos electrónicos o experimentales que sacuden el letargo de lo común. Este año no pueden perderse el inquietante performance de los mexicanos (SIC) y el los estadounidenses The Body, por poner un par de ejemplos.

5. No es masivo

Festival Nrmal-2015-foto-One Heap Wonder

La magia del Nrmal radica también en su formato. Es un festival en el que puedes ver grandes bandas sin grandes públicos que sólo van a robarte el oxígeno. Tiene el tamaño perfecto (menos de 6 mil personas) para pasearte por ahí a gusto, bailar, tirarte al pasto o de hangear inclusive con tus artistas favoritos, quienes por lo regular andan entre el público, sin el odioso backstage de por medio.

6. Arte e instalaciones 

Festival-Nrmal-2015-foto-OHW

Siempre hay algo que ver. Instalaciones, piezas de arte interactivo o la típica N del festival colocado por ahí como un monumento para adorar. Ah, y columpios. Amamos los columpios. El arte que rodea al Nrmal es mágico y divertido como los emojis.

7. Su mood relajado…  sin VIP

Festival-Nrmal-2015-One Heap Wonder-foto

Aquí no hay VIP ni esas fresadas absurdasAquí hay gente que quiere escuchar y descubrir su próxima nueva banda favorita; bandas que probablemente no son tan conocidas para el pública masivo, pero que por lo regular suenan increíbles. Todas. Aquí la onda es tranqui. Buena onda. Este año están prohibidos los estúpidos drones y los estúpidos palo-selfies. Bravo. Amamos el mood relajado y super profesional del Festival Nrmal. No por nada sus organizadores y el festival nacieron en Monterrey, desde donde han venido a enseñarle a la CDMX cómo se deben hacer las cosas sin comprometer los principios. No, al menos, como lo hace la gran mayoría. Nrmal, nunca cambies.